¡Hasta luego!

01/12/2014 Deja un comentario

Es difícil para mí pero con esta última entrada doy por terminadas las actualizaciones a este blog personal que había estado un poco olvidado por estos últimos años. He borrado todas las publicaciones excepto una, creo que la única que he dejado fue en la que escribí hace mucho desde lo más recóndito de mi corazón.

Había estado jugueteando con la alternativa de simplemente eliminar el blog, pero por alguna razón me pareció mejor dejarlo como un recuerdo personal que siempre estará aquí en la red, claro, después de todos los intentos fallidos que al momento están muertos. De todo se aprende, creo que la inmensa mayoría de errores que he cometido de cierta forma me ha servido para crear un pensamiento crítico al momento de fundar / mantener un blog. Todo el conocimiento adquirido (para bien o para mal) lo he vertido de manera que en este momento está plasmado en: IngenieroGeek.com (actual blog principal).

En iGeek he logrado conservar una estructura original en la cual he publicado no solamente los pensamiento propios con respecto a diversos temas que considero interesantes sino que también he incluido lecciones de Inglés con el objetivo de aportar un poco del aprendizaje de este tema en línea (intento que ya había considerado en un proyecto escolar: abeceingles.wordpress.com).

En conclusión, este espacio que empezó como un livespace de msn (Qué tiempos aquellos) el día de hoy lo dejo establecido como un mero enlazador de mis páginas personales de libros, películas y series favoritas además de algunas filosofías propias.

Mi más profundo agradecimiento por todas las personas que alguna vez leyeron al menos un pedazo de lo que aquí publiqué, sin duda gracias a ustedes me motivé a crear mi actual página web que en la actualidad tantas satisfacciones me está brindando por el elevado número de personas a quienes ayuda.

Saludos cordiales.

AC

Categorías:Aleatorio

Estar aqui

11/10/2010 Deja un comentario

He descubierto porque estamos aquí, y no tiene nada que ver con la escuela, con los libros, series, dinero, trabajos limitados, ni siquiera con pensar lo que es mejor para nuestro futuro.

Igualmente no tiene que ver con la definición de tergiversación o circunspección o con sentir celos de las personas que ni conocemos, mucho menos por enojarse porque alguien nos arremeda.

Estamos aquí para compartir el momento, sentirnos en otra persona, compartiendo una comida agradable y platicar acerca de la amistad, reírnos de tonterías tales como Venecia… Ver una puesta de sol en todo su esplendor y sentirse apesadumbrado por las miles de personas que carecen de visión y que deberían verla… o cocinar y que se te resbalen las cacerolas de la estufa, y aun así seguir a ello, porque en realidad no importa si cometes una equivocación en nombrar las cosas, desbordar sentimientos o tirar vasijas porque esas personas siempre estarán ahí para uno, dando sus consejos, compartiendo sus vidas, haciéndonos sentir felices.

Gracias a Dios por existir

Categorías:Sabiduria, Sin categoría
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.